Header Ads

Review: "Seeding of a ghost (1983)" By: Felipe Múgica.



¿La Shaw Brothers produciendo películas de terror? Así es, en occidente fue conocida especialmente por sus clásicos films de artes marciales, pero realmente el estudio tocó prácticamente todos los géneros y entre ellos estaba también el terror. Aquí echaba mano del tema de la magia negra, recurso que ya apareció en títulos anteriores como las dos entregas de "Black Magic (de 1975 y 1976)". De hecho, el film se concibió originalmente como una tercera parte de las mencionadas, pero debido a sus elevadas dosis de violencia y a problemas con la censura, se decidió distanciarse de la saga y asignarle un título completamente ajeno. Y es que "Seeding of a ghost" es todo un precedente de la Categoría III.  Aunque el film fue rodado en 1983 y esta categoría no se instauró hasta 1988, la categorización le fue aplicada años después del estreno. La película hace méritos para ganarse esta clasificación. El arranque es engañoso y por un momento nos hace creer que estamos viendo un softcore: abundantes desnudos femeninos, escenas de cama, líos de cuernos... Pero transcurre el film y el argumento se tuerce; la chica protagonista es violada y muere y el marido se venga recurriendo a la magia negra. Y es aquí cuando da comienzo el desmadre; asistimos a una sucesión constante de momentos impactantes, memorables y de los que va a ser difícil que olvidemos. Por lo truculento y los detalles repulsivos (vómitos de gusanos, la escena en que un personaje come  cerebros...); inesperadas escenas de amor desde el más allá (con un espíritu realizado mediante una meritoria animación tradicional); combates de rituales mágicos entre monjes budistas y el hechicero de magia negra (cuyo exotismo resulta un plus para nosotros, espectadores occidentales); y momentos especialmente sangrientos y delirantes, como el momento del parto (¿homenaje a Alien?) y la aparición de monstruos tentaculares (¿influencia de La cosa?) realizados todos ellos mediante efectos prostéticos tradicionales. El final del film es un festival gore y demencial, el cierre inevitable al delirio creciente en el que se había hundido el largometraje. No hay que dejar de lado mencionar el cadáver de momificada apariencia, icono protagonista de la película y de su cartel.  En el apartado artístico teníamos como actores principales al habitual de la Shaw Norman Chu, y a Phillip Ko, con una poco disimulada peluca.  Y en la dirección a Chuan Yang (Kuen Yeung), todo un veterano a esas alturas de la productora. El film, como conclusión, es un título a descubrir y a reivindicar, que no deben dejar pasar todos aquellos que se consideren fans de la Categoría III.

TRAILER


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.