Header Ads

Devotion to Cinema/Kinema Junjo (2016) By Don Fernando DeMontre



Toca crítica de cintas japonesas y va de la mano del siempre genial Don Fernando DeMontre y su peculiar forma de ver el cine como bien demuestra en su blog "Piniculas que veo durante".

Lo mío valorando el universo creativo del Noboru Iguchi parece un mantra, pero es que es verdad, sus obras pueden ser más o menos baratas, más o menos desquiciadas, pero nunca son mediocres, nunca. Y, además, aquí se mete en uno de mis géneros favoritos de la actualidad, qué coño, mi género favorito del cine japonés de hoy en día, las idol movies. Y el Noguchi, con toda la chulería del mundo, qué coño, no hay chulería, es que es un genio y le sale solo, consigue ser un Richard Lester del siglo XXI haciendo una maravilla con dos perras (de presupuesto, digo). Una idol movie sobre cine dentro de cine, cine lésbico, en concreto, donde vemos a un grupo de colegialas en uniforme (fetiche number one para el hombre japonés) que participa en una película independiente de unas estudiantes de comunicación audiovisual (aunque en Japón sería una rama de artes, más que de ciencias de la información). En un momento dado, caerán en la cuenta de que el rodaje está maldito y que el espíritu de una antigua alumna todavía tiene asuntos pendientes (y bollerísticos) con la directora de la cinta.

La sensibilidad superdotada que tiene el Noguchi para estos temas hace que el film no caiga en la mera explotación para satisfacer al fan masculino (que tiene su parte gorda), sino que consigue no seamos simples observadores de un mundo femenino ausente de hombres (otro fetiche gordo para ellos y para ellas) y que participemos de la acción gracias a la riqueza narrativa que tiene el film.

En lo personal, y después de haber vivido en España el bum del cine low cost y la puta 5D de los cojones, me extrañó al comienzo y valoré finalmente mucho, que haya usado todo HD Cams y handicams, con mucha cámara en mano pero sin tembleque provocado (ay, Tarde para la ira) y mucho objetivo normal, con mucha profundidad de campo (a pesar de algún piro de foco por cosas de luminaria, más bien). No es un quiero y no puedo queriendo parecer cine de verdad, y no le hace falta. Multiperspectivismo, flashbacks, rotura de cuarta pared, surrealismo, lesbianismo, bragas, trajes de baño, costumbrismo y hasta un grupo de chavalas acosadoras en busca de besos robados a las que las protas tendrán que esquivar cual zombis.

Esta me la perdí el año pasado en Yubari, que siempre tienen que poner las mejores el domingo mientras regreso a Osaka, joder. Menos mal que la han puesto en Netflix Japón y con subs en inglés. De lujo. Me tocan los huevos que este señor, por los temas que trata y su empeño en ser independiente, no esté valorado igual que esos medianías que están más preocupados por aparentar y querer caer bien en festivales europeos de prestigio que contar algo realmente interesante y con pasión verdadera. Sí, miro a Sion Sono y sus coleguitas. Bah.

TRAILER


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.