Header Ads

Lady Snowblood (Shurayukihime) -1973- By: Felipe Múgica



Lady Snowblood parte de una premisa de lo más atrayente:  Yuki Kashima, la protagonista, es una mujer engendrada para la venganza. Su madre sufrió la muerte de su marido y su hijo a manos de cuatro asesinos. Logró vengarse y matar a uno de ellos, pero acabó en la cárcel. Ante la imposibilidad de continuar con su venganza, decide quedarse embarazada de uno de sus guardias para que su descendencia continúe la tarea. Su hija, nacida en la misma cárcel, será la encargada de esta terrible misión y tendrá un durísimo entrenamiento para convertirse en una asesina despiadada.

Cuando se estrenó Kill Bill y se hizo la inevitable lista de referencias que son costumbre cada vez que Quentin Tarantino estrena una película, apareció este título como una de sus principales influencias. Y no es para menos. Por un lado, en lo argumental, tiene bastantes puntos en común: una mujer entregada a la venganza, la narración del film en capítulos… Y en lo estético: inspiración del vestuario del personaje de Lucy Liu, O-Ren Ishii, la escena final en la nieve, el plano contrapicado de los asesinos visto por la víctima desde el suelo… Y por si fuera poco, Tarantino introducía en Kill Bill  la canción Flower of carnage de la banda sonora de Lady Snowblood, que la propia actriz protagonista y cantante Meiko Kaji interpretaba.

Dejando a Tarantino de lado, la película estaba basada en una obra del mangaka Kazuo Koike, quien adquirió gran popularidad gracias a su serie Lone Wolf and cub, generadora de una saga de hasta 6 adaptaciones al cine en los primeros años 70. La dirección corrió a cargo de Toshiya Fujita, director de este film y su continuación, que conseguiría gracias a esta película uno de los mayores logros de su carrera, tanto en lo artístico como en lo comercial.

Los motivos de este triunfo artístico son numerosos. El film parte de un planteamiento de lo más extremo pero también de lo más sugestivo. La historia se va desarrollando, alternando con varios flashbacks con los que descubrimos el origen de la protagonista, sin que decaiga el interés en ningún momento, a medida que vamos viendo cómo la asesina cumple su venganza con rivales cada vez más poderosos. A todo esto, le ayuda una cuidada y atractiva estética de vivos colores (ese hallazgo de la nieve roja), y una sangre de un llamativo color rojo; sangre que emana a chorro en cada una de las muertes, recurso no nuevo (ya visto en varios chambaras) pero que, gracias al marcado color rojo, regala unos planos visualmente muy atractivos. Por último, es inevitable destacar la interpretación de la actriz principal, Meiko Kaji, quien, con su estupenda interpretación (de pocas palabras y fría  mirada) recrea a la perfección el personaje de asesina bella, pálida, gélida y, por supuesto, letal.

El film tuvo una continuación al año siguiente, no tan conseguida pero aún bastante interesante. En este caso, se pierde bastante el aire mítico del personaje ya que la historia se convierte en una, digamos, “aventurilla” más de la protagonista, donde es reclutada por unos hombres del gobierno para vigilar a un peligroso anarquista. Se pierde la estructura en capítulos, la viva estética de colores y los chorros de sangre en las muertes, aunque cuenta con unos interesantes planos secuencia en los momentos de acción, una especie de crítica a los altos estamentos y la historia no deja de resultar entretenida.

TRAILER



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.